ACFE

Servicios de reclutamiento, outsourcing de personal y administración de nómina

Errores comunes en tu currículum

Con información de www.de10.com.mx

 

Este pequeño documento, dice mucho de quién eres, prácticamente es tu carta de presentación. Se puede decir que un buen curriculum augura un gran éxito, efecto contario cuando se encuentran errores, pues prácticamente el fracaso está asegurado.

 

Por tal motivo, es necesario poner mucha atención a la hora de redactar un currículum.

 

Hay que verificar que los datos proporcionados sean concisos, además leer una y otra vez el CV para detectar dedazos o alguna falta de ortografía.

 

Los sitios editum.org y viajoven.com muestran los aspectos negativos que pueden afectar tu currículum.

 

Errores de dedazo y de ortografía .Tu currículum debe tener ortografía y gramática perfecta. Si no, los reclutadores leerán entre líneas y llegarán a conclusiones no muy halagadoras, tal como "esta persona no sabe ni escribir", o "a esta persona ni le importa".

 

Falta de datos específicos. Los reclutadores necesitan entender qué has hecho y cuáles son tus logros. Por ejemplo:

 

Trabajé con otros empleados en un restaurante.

 

Recluté, contraté, y supervisé a más de 20 empleados en un restaurante con ventas de 20 millones de pesos al año.

 

Ambos párrafos se pueden referir a la misma persona, pero claramente los detalles y datos específicos del segundo párrafo llamará más la atención de un reclutador.

 

En pocas palabras, uno debe de describir muy bien sus actividades realizadas en otros trabajos.

 

Tratar de usar una sola versión de currículum. Si intentas usar una sola versión de tu currículum para enviar a todas las empresas, es casi seguro que los reclutadores lo tirarán a la basura.

 

Las empresas quieren que escribas un currículum específicamente hecho para ellas. Esperan ver claramente cómo y por qué encajarías perfectamente en la organización.

 

Enfatizar obligaciones en lugar de logros. Es fácil cometer la equivocación de simplemente listar obligaciones de puestos en tu currículum. Por ejemplo:

 

Participación en reuniones de equipo y tomé minutas

 

Dar clases de inglés

 

Actualización del sistema de archivos de la empresa.

 

A las empresas, sin embargo, no les interesa mucho qué hiciste, sino cuáles fueron tus logros en tales actividades.

 

Están buscando cosas como lo siguiente:

 

Utilicé una laptop para apuntar las minutas de las juntas semanales y las organicé en MS Word en forma estructurada, como referencia futura.

 

Desarrollé actividades prácticas para enseñar a leer y escribir en inglés a niños de 5 años

 

Reorganicé el sistema de archivos de la empresa, la cual tenía 10 años sin actualizarse, y la hice accesible a los integrantes del departamento. Esto aumentara las posibilidades de quedarte con el puesto.

 

Hacer un currículum demasiado largo o demasiado corto. A pesar de lo que se dice, realmente no hay reglas en cuestión de la longitud de un currículum, simplemente porque como seres humanos, tenemos diferentes preferencias y expectativas en esa cuestión.

 

Esto no implica que debas de empezar a enviar currículums de cinco páginas, obviamente.

 

Por regla general trata de limitarte a dos páginas, pero si con una es suficiente, no hay problema.

 

Por otro lado, no cortes artificialmente tu currículum a una página si sientes que necesitas más espacio.

 

Un mal objetivo. Los reclutadores ciertamente leen la parte del "objetivo" en tu currículum, pero generalmente tienen que leer objetivos totalmente vagos como "Objetivo: obtener un puesto que me permita crecer profesionalmente."

 

Dale al reclutador algo específico, y aún más importante, algo que se enfoque en las necesidades de la empresa, así como en tus necesidades.

 

Por ejemplo, "Objetivo: obtener un puesto en el área de marketing que me permita contribuir con mis habilidades y experiencia en la recaudación de fondos para organizaciones de beneficencia".

 

Falta de verbos de acción. Evita utilizar frases tomo "a cargo de", por ejemplo "Estuve a cargo de atención a clientes."

 

En lugar de esto, usa verbos de acción: "Mi función fue resolver las preguntas de los usuarios como líder del equipo de atención a clientes el cual atendía a 4 mil usuarios".

 

No incluir información importante. Tal vez te veas tentado a no incluir en tu currículum los trabajos que tuviste como estudiante, por ejemplo.

 

Pero muchas veces las habilidades obtenidas en este tipo de trabajo pueden ser importantes desde el punto de vista del reclutador; cosas como ética de trabajo, administración de tiempo, etc.

 

Visualmente elaborado. Si tu currículum tiene una alta densidad de texto y usa muchas fuentes distintas, le dará un dolor de cabeza al reclutador con el simple hecho de leerlo.

 

Enséñales tu currículum a varias personas antes de enviarlo. ¿Lo encuentran visualmente atractivo? Si lastima la vista, corrígelo.

 

Datos de contacto erróneos. Siempre checa bien tus datos personales, como teléfonos, mail y demás, ya que si están mal probablemente nunca recibas respuesta.