ACFE

Servicios de reclutamiento, outsourcing de personal y administración de nómina

¿Estudiar y trabajar?

Blog Universia

Para aquellos que ven imposible estudiar y trabajar a la vez, por miles de razones como puede ser la falta de tiempo para realizar tareas o actividades recreativas, se detalla a continuación una serie de TIPS para no morir en el intento y encontrar los “huecos” suficientes para cada día.

 

 • Organización: Mantené tus libros y apuntes ordenados en un solo lugar. Marcá en tu calendario las fechas de entrega para tener una idea del tiempo con el que se cuenta para realizar dichos trabajos.

 

• Atención: durante las clases prestá atención, pues así será mas fácil estudiar. Intentá no faltar.

 

 • Anticipación: Estudiá con anticipación. El mejor consejo es no acumular materias.

 

 

• Flexibilidad: Creá una rutina que se pueda ajustar en caso de que te aparezcan otras cosas importantes.

 

• Disposición: Como un estudiante que trabaja, preparate para adaptarte a nuevas tareas, imprevistos y crisis de trabajos, a los cuales deberás enfrentar de manera inmediata.

 

 • Comunicación: No todos en tu trabajo entenderán la exigencia de ser estudiante y no todos tus compañeros de clase entenderán las responsabilidades de trabajar mientras se estudia. Por eso, comunicá tus actividades a compañeros de clase y de trabajo para que estén al tanto de tus otras responsabilidades.

 

• Control del estrés: Tendrás que superar esos momentos en que todo parece que está duro y difícil. Para eso, toma tus merecidos descansos, estírate, hacé actividades para distenderte y, por sobre todas las cosas, ¡viví!, nunca te olvides de disfrutar tu vida. Andá al cine, corré, leé libros, etc…

 

• Realismo: Tal vez no haya tiempo para todo, por lo que debés identificar tus prioridades y no culparte si no cumplís con cada una de las tareas que tenías que terminar para un día determinado.

 

• Motivación: Al estudiar y trabajar al mismo tiempo, estás enfrentando un reto que la mayoría de la gente no se atrevería a enfrentar. Pero, vos tampoco lo estarías haciendo si no tuvieras una motivación.