ACFE

Servicios de reclutamiento, outsourcing de personal y administración de nómina

Primer empleo, propuestas diferentes

El Economista

A un año de que el Programa de Primer Empleo (PPE) fuera “desaparecido” por el gobierno federal, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentó una nueva iniciativa de ley para fomentar el primer empleo, el cual tendría una vigencia de tres años.

 

Al respecto, especialistas laborales consultados por El Economista advierten marcadas diferencias entre los dos planteamientos, que van desde las metas de generación de plazas, costos, requisitos y hasta en su presentación, ya que el PEE que se dio a conocer a través de un decreto presidencial en el 2007 sigue vigente, pero sin efectos, y en el segundo, el PRI lo presenta como una iniciativa de ley.

 

El PPE pretendía dar un subsidio al patrón para pagar la cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), para ello se pusieron “muchos requisitos, lo que lo hizo prácticamente inviable”, explicó Herbert Bettinger, socio legal de la firma Ernst & Young.

 

Más cara su operación

 

El decreto presidencial se puso como objetivo crear alrededor de 300,000 empleos y su duración sería hasta el 2012. Sin embargo, al 2 de junio del 2010 se habían inscrito un total de 19,931 empresas con 63,459 trabajadores.

 

La iniciativa de ley de fomento al primer empleo, que será discutida en el Congreso de la Unión, pretende generar alrededor de 250,000 empleos, “trata de ser amigable y el único requisito es que la persona que sea contratada no tenga ningún antecedente en el IMSS y para los patrones que sea un empleo adicional a la plantilla que ya tiene”, detalló Bettinger.

 

Cuando el presidente Felipe Calderón anunció en el 2007 el arranque del PPE, informó que se destinarían 3,000 millones de pesos que ha administrado el IMSS y que en el 2008, como lo publicó El Economista, resultó ser más costoso en su operación, ya que se otorgaron 47 millones 786,649 pesos para el beneficio de empleadores y se gastaron 59 millones 878,386 pesos en operaciones.

 

Hasta junio de este año, el monto total de los subsidios entregados a los patrones ascendía a 113 millones 766,705 pesos.

 

“Los resultados del PPE y el poco interés de los empleadores muestran que estamos muy por debajo de los objetivos que se plantearon, resultados irrelevantes ante las necesidades del mercado laboral”, dijo Tomás Natividad, de la Comisión Laboral de la Coparmex.

 

Por otro lado, la propuesta priísta para impulsar la creación de nuevas plazas tendrá un costo para el fisco, sólo en un año, de 16,000 millones de pesos, y la propuesta está planteada para tres años, es decir, 48,000 millones de pesos.

 

Cabe destacar que también incluye un capítulo de multas para los patrones que incurran en faltas y en caso de que en los primeros meses el trabajador no cumpla con las expectativas puede ser despedido, pero el patrón debe llenar nuevamente ese puesto de trabajo.

 

Primer intento para generar empleo en el 2007

 

Se otorga un subsidio hasta de 100% durante un año en la parte de la cuota obrero-patronal de seguridad social que corresponde a los empleadores al crear fuentes de trabajo permanentes.

 

Se crea por decreto el Programa Primer Empleo, cuyo objetivo era crear nuevos empleos de carácter permanente.

 

Se destina un presupuesto de 3,000 millones de pesos que no fueron actualizados.

 

Requisitos

 

Entre las obligaciones para el patrón se incluyen contratar de forma permanente a los trabajadores y mantener su aseguramiento durante un lapso de 10 a 21 meses continuos.

 

Estar al corriente de sus obligaciones ante las autoridades fiscales federales y del IMSS.

 

Tener firma electrónica.

 

Emplear a trabajadores sin registro en el IMSS.

 

El subsidio se pagaría a partir del décimo mes de aseguramiento, en ministraciones mensuales hasta por 12 meses.

 

Alcance

 

Con el PPE se estimó que una reducción en las contribuciones a la seguridad social de 6%, similar a la ocurrida en 1997; aumentaría en cerca de 300,000 los empleos formales en el sector privado.

 

La nueva iniciativa

 

El PRI presentó en el Senado la iniciativa de ley de fomento al primer empleo.

 

Tendrá vigencia de tres años por su carácter de emergente.

 

Plantea brindar una deducción adicional en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) hasta de 80 por ciento.

 

La deducción no podrá ser mayor a ocho veces el salario mínimo mensual.

 

Requisitos

 

Contratar a trabajadores que no hayan estado inscritos en el IMSS.

 

Inscribir a los trabajadores de Primer Empleo ante el IMSS.

 

No tener a su cargo adeudos por créditos fiscales firmes determinados tanto por el SAT como por el IMSS.

 

Ocupar a los trabajadores un lapso no menor a 18 meses.

 

Alcances

 

Se pretende generar 250,000 empleos al año.

 

Tendrá un costo de 16,000 millones de pesos al año.

 

Proceso legislativo

 

Entrará a discusión en las comisiones legislativas de ambas cámaras y su aplicación será hasta que se apruebe por el Congreso de la Unión.